Área Técnica
FitoCuadernos
Laboratorio


 

RECOMENDACIONES DE CULTIVO > Adversidades de la remolacha

Adversidades de la remolacha: Lixus

Información sobre la adversidad

Nombre Cientifico: Lixus junci y Lixus scabricollis

 

Ciclo de vida y descripción: Los adultos de Lixus junci son de gran tamaño, de unos 17 mm de longitud y Lixus scabricollis alrededor de 10 mm. Ambas especies están diseminadas por todas las zonas remolacheras españolas, si bien los daños más graves los produce Lixus junci en la zona Norte y Lixus scabricollis en la zona Sur.

 

Ambos curculiónidos migran a la remolacha volando y su período de invasión es muy largo.

 

Lixus junci en la zona Norte se observa en los meses de abril y mayo; cuando coincide el período de puesta con una  fase inicial de la planta, es cuando los daños son más graves, ya que la hembra, en la ovoposición, hace un agujero en la corona y mata a la planta. Pasado este período crítico la hembra coloca los huevos -junio y julio- en los peciolos de las hojas desarrolladas y la larva se desarrolla en el interior del peciolo. Los daños son ocasionales, salvo en parcelas fuertemente infectadas.

 

Lixus scabricollis en Andalucía, aparece normalmente a partir del mes de febrero y realiza las puestas en los peciolos de plantas desarrolladas. Los daños más graves los producen las invasiones tardías -mayo, junio- que aceleran la marchitez de la planta.

 

Daños: Los daños más graves los produce Lixus scabricollis en siembra otoñal; las larvas aceleran el marchitamiento de la planta y sus heridas parecen estar relacionadas con la invasión de Rhizopus spp y la posterior podredumbre "cocido" de la planta.

 

En condiciones normales de cultivo en la zona norte los daños son despreciables; sin embargo en ataques tempranos o siembras tardías -zonas de Rioja, Álava, Miranda- se han detectado daños puntualmente importantes.

 

Control de la adversidad

Sobre los adultos son efectivas las aplicaciones con piretroides al amanecer, antes de que comiencen su actividad.

 

Las recontaminaciones continuas y el largo período de puesta dificultan el control efectivo sobre esta plaga.